Edilingua


banner edilingua

Corsi d’arte a Firenze/Art Courses in Florence

Archivi

La técnica del fresco: teoría y práctica

Affreschi - Accademia del Giglio

El origen de la técnica del fresco puede remontarnos a 30.000 años atrás, a las pinturas rupestres que se encontraron en la cueva de Chauvet en Francia y a aquellas de las cuevas de Lascaux en Francia y Altamira en España, que pueden ser de 15.000 años atrás. Los más antiguos ejemplos de frescos conocidos en revoque humedo fueron encontrados en la Isla de Creta y son del año 1500 a.C. En Italia esta técnica resulta praticada desde el siglo IV  a.C., como testimonian los frescos de Paestum.

El primer tratamiento de esta técnica aparece al final del Siglo XIV en el Libro dell’arte de Cennino Cennini. La técnica del fresco, o buen fresco, indica una pintura realizada sobre un  revoque aun fresco trámite pigmentos naturales coloreados diluidos en agua y sin agregar tempera.

La primera fase prevee la distribución de una capa sobre el muro mojado, del espesor de aproximadamente 1 cm, de arriccio, una mezcla de dos partes de arena de río, cal apagada (o grasa de cal) y si es necesario agua. Una vez que el arriccio ha secado viene trazado el diseño preliminar, la sinopia:  esta palabra toma su nombre de un color natural, la tierra de Sinope, ciudad de Turquia. Sobre esta base viene distribuida una capa de revoque, un compuesto de fina arena, polvo de marmol o puzolana, cal y agua, sobre la cual vienen colocados los colores. El retoque final a tempura se realiza en seco, y es por este motivo que los retoques, con el tiempo, desaparecen, mientras el color utilizado en fresco, gracias a un proceso químico por el que la cal lo incorpora, hace que las obras se mantengan inalteradas en el tiempo.

Y es esto lo que representa una de las mayores dificultades de la técnica en la cual a diferencia de otras, los colores no se sobreponen sino se complementan y es por esto que los colores son dificilmente corregibles. Además, el color utilizado a fresco se modifica secandose, por lo que  el artista debe tener una gran experiencia. Ya que se puede trabajar solo sobre una parte del fresco a la vez, los grandes frescos se dividen en días de trabajo por lo que se necesita trabajar sobre el encañizado fresco cada día extendiendo solo una pequeña parte agregandola a a las precedentes sin que se noten las interrupciones.

Al final del Cuatrocientos para poder realizar las representaciones prospectivas se le aportaron algunos cambios al procedimiento: la sinopia por ejemplo, fue sustituida por el cartón preparatorio, un diseño de las mismas dimensiones del fresco que se  viene perforado sobre las líneas del diseño, sobrepuesto al revoque y espolvoreado con polvo de carbón o con la sinopia, de modo de dejar sobre el encañizado la pista del diseño. Para los grandes frescos esta operación viene seguida día a día con diferentes secciones del cartón hasta terminar el diseño en su totalidad.

Accademia del Giglio de Florencia propone desde hace 13 años cursos de fresco intensivos para todos los artistas que quieran probar esta diícil pero emocionante técnica. El curso tiene una duración de 56 horas distribuidas en el arco de un mes en horario vespertino y permite conocer, con ayuda de un Maestro de Arte, las fases de esta técnica de modo que los participantes reciban todas las informaciones necesarias para continuar el propio recorrido personal de la busqueda artística. Para informaciones dirigirse a la secretaría de la escuela por teléfono: 0039 055 2302467 o por email: adg.assistance@gmail.co

Leave a Reply

You can use these HTML tags

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

  

  

  

Questo sito usa Akismet per ridurre lo spam. Scopri come i tuoi dati vengono elaborati.